Busqueda

Cargando...

Acerca de mi

Mi foto
๑۞๑ †COFRADE† ๑۞๑.
Cofrade, aquel de la sempiterna y segura espera. Aquel cuya vida son 7 dias de primavera
Ver todo mi perfil

Blog Archive

Gentes de Montesion

Teólogo Libertador

Teólogo Libertador
Leonardo Boff
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

martes, 30 de julio de 2013

Niño hace llorar al Papa Francisco con abrazo en Río de Janeiro

sábado, 27 de julio de 2013

La Yecla Mis veranos en Burgos

lunes, 22 de julio de 2013

El papa Francisco y su maletin personal


 Resulta asombroso ver a un papa subir al avión cargado con su maletín personal.
Siempre los papas tenian asistentes que les llevaban sus cosas,
Para escándalo de carcas del OPUS DEI, KiKos y demás gentes ultraconservadoras
este papa va cargado, lleva una carga pesada, iniciando el viaje de una celebración de la Iglesia
con los jóvenes que será bien distinta a la JMJ que se celebró en España.
viernes, 19 de julio de 2013

Paseos nocturnos


Paseos nocturnos por una Sevilla inexistente, hablando con Guzmán de Alfarache, con el Buscón,
con la Reina Mercedes de niña y sus sueños de novela.
Caminar junto a Miguel de Mañara por el barrio de Santa Cruz, cuando las primeras luces anuncian una cercana mañana.
Sevilla en el Siglo de Oro,
huele a barco, aires de las Indias
pícaros sacados de una novela
Sevilla es marinera
aun no teniendo mar.

jueves, 18 de julio de 2013

Lo que me faltaba por leer.Tensión, insultos y amenazas de Aguirre el día antes de la revocación

El presidente electo de la Asociación de Cofradías de la Semana Santa de Ciudad Real, Emilio Martín Aguirre, perdió los nervios y llegó a proferir insultos y amenazas contra el Obispado y miembros de la candidatura presidida por Francisco Pérez Corrales durante una reunión con miembros de la comisión permanente celebrada el pasado lunes en la Casa de la Iglesia. En dicho encuentro, y según ha podido conocer este diario, se estaba preparando el pleno en el que, pocas horas después, el vicario general de la Diócesis, Miguel Esparza, dio a conocer la decisión de no ratificar a Martín Aguirre como presidente pese a haberse impuesto holgadamente en las elecciones del pasado 6 de junio.
 Emilio Martín Aguirre perdió los nervios durante esta reunión con su equipo e incluso llegó a desear la muerte (hasta en tres ocasiones lo reiteró) a familiares de un integrante de la candidatura que se retiró de los comicios tras el polémico whatsapp «amenazante» remitido presuntamente por éste.
Martín Aguirre se encontraba visiblemente alterado y el clima de tensión fue tal que incluso miembros de la comisión y de su lista llegaron a calmarle indicándole que, pese a comprender la situación por la que estaba pasando, no estaba bien que dijera ciertas cosas y le advirtieron de la inconveniencia de que alguien le escuchase en esos términos, dada la gravedad de los mismos. Todo este capítulo de nervios se produjo a escasas horas del citado pleno extraordinario en el que se dio a conocer la resolución del obispo, Antonio Algora, por lo que la posibilidad de la no ratificación enrareció el ambiente hasta tal extremo que hubo que serenar al presidente electo en numerosas ocasiones.
Asimismo, y ante la posibilidad de que no se diera validez al día siguiente al resultado de las elecciones, Martín Aguirre no titubeó al afirmar que, de ser así, cargaría contra la autoridad eclesiástica en la persona del vicario general, Miguel Esparza, llegando a jactarse de que le diría hijo de ... a la cara y en presencia de todos los demás durante el pleno. Visiblemente alterado, también dijo que si aparecía por el pleno el opositor al que supuestamente atribuyen el desencadenamiento de la polémica no dudaría en darle una paliza. Tanto es así, que advirtió de que la gravedad de lo que podría suceder en el pleno sería tal que tendría que aparecer la Guardia Civil. «Como venga aquí (por un miembro de la otra lista) y no me ratifiquen le tienen que llevar a urgencias», afirmó, porque de una paliza «le abro la puta cabeza».
La Tribuna también ha podido saber que este capítulo está en conocimiento del Obispado, adonde se ha hecho llegar un documento completo de todo lo dicho en este encuentro de en torno a dos horas de duración que celebraron Martín Aguirre y parte de su equipo en la Casa de la Iglesia el lunes.
El Obispado reconoció el martes que el proceso electoral no respondió al «clima evangélico» que requieren unas elecciones de una asociación de la Iglesia y destacó que éste estuvo rodeado de «rivalidades, descalificaciones y amenazas».
Fuente consultada: http://www.latribunadeciudadreal.es/noticia/Z4F71E174-96CB-A572-AECBBE6966EC2316/20130718/tension/insultos/amenazas/graves/aguirre/cofrade/dia/anterior/revocacion
miércoles, 17 de julio de 2013

Bravo por la valentía y determinacion del Sr Obispo de CR.

El Obispo da un golpe en la mesa: no ratifica a Emilio Martín como presidente

16/07/2013 - 23:14
Mercedes Camacho
Ciudad Real


Tras las polémicas elecciones celebradas el pasado mes de junio, y después de que no se presentara ninguna alegación al proceso electoral, el Obispado dio ayer un golpe en la mesa y finalmente decidió no ratificar a Emilio Martín Aguirre como presidente de la Asociación de Cofradías de Ciudad Real pese a que obtuvo el respaldo mayoritario de los hermanos mayores de las cofradías ciudarrealeñas, muchos de los cuales ayer se mostraron indignados y abandonaron el Pleno.

El Pleno extraordinario convocado ayer por el Obispo de Ciudad Real, Antonio Algora, se inició pasadas las ocho y media de la tarde con unas oraciones en las que el vicario general de la Diócesis y consiliario de la Asociación de Cofradías, Miguel Esparza, reflexionaba sobre la convivencia y la fraternidad.

Precisamente esos fueron los temas de los que habló minutos antes de leer el comunicado del Obispo en el que dio a conocer que no ratificaba -por primera vez en la historia de la Asociación de Cofradías de Ciudad Real- a Emilio Martín como presidente.

Según quiso aclarar Esparza, con esta decisión “no se ha juzgado a personas sino actitudes, porque el ambiente no ha sido el correcto para una asociación de cofradías”, al tiempo que señaló que “lo nuestro tiene que ser hablar de lo nuestro, aunque tengamos opiniones diferentes. Pero una vez que se tome una decisión, remar todos en la misma dirección. Ese es el estilo que ha faltado en las últimas elecciones.

Según el vicario general de la Diócesis, la decisión adoptada por el Obispo no ha sido “nada fácil” y Algora “ha hecho un gran trabajo para informarse de lo que ha ocurrido”.

En este sentido dijo que, desde que se celebraron las elecciones, por el Obispado han pasado casi todos los hermanos mayores, unos de forma voluntaria y otros llamados por el vicario judicial para prestar declaración.

“Ha sido un peregrinar continuo de cofrades y una avalancha de información, alguna presentada con nombres y apellidos y otra de forma anónima”, indicó Miguel Esparza, quien tras leer el comunicado del Obispo deseó que la Asociación de Cofradías de Ciudad Real “recupere la fraternidad”.

Indignación

Aunque Esparza ya avanzó que sabía que la decisión no iba a gustar a todo el mundo porque había sido imposible encontrar una solución armónica “porque las partes lo han impedido”, lo cierto es que se generó una indignación de los cofrades que fue creciendo en las sucesivas intervenciones por considerar que no se ha respetado la voluntad mayoritaria de los hermanos mayores y que ha habido una presunta posición de favoritismo hacia la otra candidatura que ha terminado perjudicando a Emilio Martín, quien ayer no daba crédito a lo ocurrido.

El primer cofrade en intervenir cuando Miguel Esparza abrió un turno de ruegos y preguntas aseguró que el Obispo de Ciudad Real ha mostrado “muy poco respeto” a Emilio Martín así como al resto de cofrades que han trabajado con él durante años en pro de la Semana Santa ciudarrealeña.

“Pero es que también ha demostrado que los representantes de las cofradías no pintamos nada, que no nos respeta, porque ha ignorado la decisión que tomamos por mayoría”, por lo que se levantó y se marchó.

Después de que Martín Aguirre leyera un comunicado expresando su posición, también mostró su indignación y malestar por el trato recibido el tesorero en funciones, Jesús Melero, que también abandonó la sala, en este caso seguido por todos los miembros de la Comisión Permanente que están en funciones hasta que la gestora reúna toda la documentación y se haga cargo de la Asociación.

El presidente de la mesa electoral, Pedro Lobo Guzmán, preguntó también a Esparza por el sentido de que el Obispo hubiera dejado que se celebraran las elecciones “si luego iba a borrar de un plumazo la decisión adoptada por la mayoría de los hermanos mayores”.

Por su parte, la Hermana Mayor de la Dolorosa de la Catedral, Adela Richard, aseguró sentir pena “porque la mayoría de los hermanos mayores expresaran su decisión con su voto y luego hayan ido al Obispado a decir otra cosa, porque usted -refiriéndose a Esparza- ha dicho que han ido a contar muchas cosas en estos días”.

El tono de los que intervinieron se fue elevando a partir de ese momento y otro de los cofrades lamentó la “poca hombría” de la candidatura encabezada por Francisco Pérez Corrales que presentaron denuncias “pero no se han atrevido a venir a ningún Pleno a darnos explicaciones a los cofrades que nos las merecemos”.

Tras la marcha del anterior, otro miembro de una cofradía intervino, más exaltado, para asegurar que “no existe ni educación ni vergüenza en el Obispado. Sois unos dictadores que os habéis cachondeado de los cofrades”, sentenció antes de irse.

Llegado a este punto, Esparza levantó la sesión plenaria, no sin antes pedir a los hermanos mayores que quedaban que “trabajemos porque la Asociación de Cofradías salga adelante con el estilo que merece”.

martes, 9 de julio de 2013

Articulo Paco Robles en ABC el 5 Julio de 2013

EL ARTICULO DE ABC DE PACO ROBLES SOBRE LA MACARENA
Publicado el viernes 5 de julio

De Blanco y Oro

En la cal de una fachada. Ahí, en ese verso que es el arranque de una soleá que no tiene más remate que la lentitud declinante de este sol de julio, soñó Juan Sierra a la Macarena.

“En vino blanco, en romero,
en la cal de una fachada,
yo te pienso cuando quiero,
lirio de la madrugada!”

Así imaginaba Sierra a la Muchacha que el lunes se
visitó de blanco y oro, como un torero que quiere detener el tiempo con sus muñecas cuando suenan los clarines de la alternativa. De blanco y oro. Como uno de esos cuadros en los que Turner se olvida de los detalles del mundo, y reduce la pintura a la máxima expresión de la luz. Como ese retrato que le he dejado Carmen Laffón para que los siglos venideros sigan mirándola con los ojos del asombro. Como la cal
de una fachada del antiguo barrio de San Gil incendiada por esa

“brisa que quema y no arde,
clavel de donde consume
su más secreto perfume
todo el oro de la tarde”.

Mujeres silenciosas iban dándole a Garduño los alfileres y las
mariquillas. Mujeres privilegiadas que sostenían esos metales tan
nobles como populares en la penumbra amorosa del camarín. Una toca que estaba hecha polvo, literalmente descosida, resurgió de sus cenizas cuando se la colocaron alrededor de esa asimetría que convierte su rostro en la hechura perfecta de la Mujer. Fuera, la ciudad ardía. Las noticias repicaban en el campanil achicharrado de los teletipos.

Dentro, ese rumor basilical que convierte el templo en una calle
cubierta del barrio, en un lugar donde se está tan a gusto que los
relojes se quedan olvidados en este rincón de la gloria.

Como decían la otra noche dos amigos acodados en la barra de un
bendito bar, al final lo importante está en la Macarena. Se va un año y viene otro, pero Ella siempre se queda, como escribió Joaquín Caro Romero, el poeta macareno por excelencia, el que fijó su edad en los diecinueve abriles que cumple cada mañana. Subir a esa habitación que los suyos le han puesto en la casa de vecinos de su basílica, a ese camarín donde sus perfiles se duplican en los espejos versallescos que rompen todas las simetrías imaginadas por el Arte, es olvidarse del
mundo y sus aristas. Situarse frente a Ella, rozar la eternidad con
las pupilas cuando nos reflejamos en esos ojos que se abren a la urbe y al orbe, al pasado y al porvenir.

Entonces comprendemos, con la ecuación del escalofrío, que la vida cabe en esa mirada. Todo está concentrado en esa forma de entender la vida que espera al otro lado de la muerte. Ése es el resorte que La impulsa a salirse del paso. Lo suyo es salir al encuentro. Imantar al que busca su nombre cuando se pierde en la niebla de la desesperación.
Que nadie pregunte el porqué, porque no hay razón que pueda
explicarlo. Pero al verla así, de blanco y oro, alguien sintió que
ésos eran los colores más puros de la Esperanza.

Canto de trilladores

En toda La Mancha y a finales de mayo, con el inicio de la siega, comenzaba también para trilladores y “ereros” el arduo trabajo de la trillar la mies, es decir, cortar la paja y espigas de la parva para liberar el grano. A medida que llegaban las galeras cargadas de candeal desde los campos cercanos, los “ereros” (gañanes a cargo del dueño encargados del trabajo en la era) descargaban las gavillas e iban agrupándolas en un gran montón llamado “hacina”. Galera tras galera, el candeal recién segado iba al suelo con la ayuda de horcas, y después se acumulaba a la espera de extender la parva y dejarla lista para la labor de las mulas y el trillador. Muchas de estas eras han desaparecido a medida que los pueblos crecían y se iban construyendo nuevas casas, barrios o naves de ganado. Pero todavía se conservan algunas de nombres evocadores, cuya sola mención nos trae a la mente unos tiempos y quehaceres hoy ya relegados al olvido.
Trillando en la estepa. Autor, Lito Encinas
                                                            Trillando en la estepa. Autor: Lito Encinas
Las eras eran terrenos llanos, de grandes dimensiones, construidas siempre en un espacio abierto en las inmediaciones del pueblo y normalmente de forma rectangular o circular. Por supuesto también existían eras en los cortijos, pero el volumen de trabajo en las cortijadas siempre era mucho menor. Trillar cerca del casco urbano facilitaba el acarreo de la mies desde los campos, así como el proceso de almacenaje y venta posterior del grano. En el pueblo confluían los principales caminos que atravesaban el término y allí se encontraban también los silos de la cámara agraria, adonde iba a parar la práctica totalidad de la cosecha.
Estructura de una era empedrada. Villahermosa, en el Campo de Montiel
                                   Estructura de una era empedrada. Villahermosa, en el Campo de Montiel
El emplazamiento de la era tenía su importancia: debía estar siempre en lugares elevados y lejos de edificios, árboles u otros elementos que impidiesen la libre circulación del aire. Y es que en la era también se realizada la labor de “aventar”, es decir, separar la paja del grano de candeal mediante la acción del viento. Los “ereros” sabían que en una era abierta a todos los vientos podían trillar y aventar simultáneamente sin esperar a que soplase el aire en la dirección adecuada (lo que a veces tardaba días en producirse). Las eras se construían con un empedrado consistente en lajas de roca, normalmente de piedra caliza, con lo cual el trillado mejoraba en efectividad y se atenuaba además el grave deterioro a que estaban sometidas a lo largo del año: en verano por el paso de las galeras y el pisoteo continuo de animales y hombres; y en invierno por las inclemencias del tiempo, lo que obligaba a menudo a una reparación periódica para asentar y asegurar de nuevo el terreno.
Las eras tenían asimismo cierto detalle que las hacía todavía más eficaces: una suave inclinación. Y es que, con el fin de evitar que las lluvias encharcasen el terreno y lo inutilizasensiempre se construían con una ligera pendiente para facilitar la evacuación del agua hacia el extremo más bajo. Así, mientras trilladores y gañanes corrían a guarecerse con la repentina aparición de una “nube” de verano, el agua corría por la lisa superficie de la era y, una vez escampado, quedaba libre de charcos y dispuesta rápidamente para el trabajo…
Trillando en los años ochenta. Autora, Plácida
                                                        Trillando en los años ochenta. Autora: Plácida
Las eras fueron de gran importancia en zonas de secano de todo el interior de España, donde una gran proporción del término se dedicaba al cultivo del cereal. Sin embargo, estas explanadas no se destinaban únicamente a grano y servían también para otros productos tan comunes como las legumbres (garbanzos, guijas o lentejas), cuya producción local era igualmente notable. Del volumen de trabajo que allí se llevaba a cabo da idea el gran número de eras que todavía se conservan en la mayoría de los municipios rurales, rodeando en ocasiones todo el perímetro del casco urbano: en definitiva, no existía zona donde estos terrenos llanos y empedrados no flanqueasen la entrada a la población, una presencia que hoy en día sigue formando parte del paisaje físico, cultural y también nostálgico del gran territorio manchego.
Barriendo el cereal antes de limpiarlo. 1955
                                                          Barriendo el cereal antes de limpiarlo. 1955
lunes, 8 de julio de 2013

La imagen del día, Un papa con un palo de una patera de inmigrantes y el altar una patera


Nunca antes habíamos visto a un Papa con un báculo de madera de un cayuco naufragado

Francisco se fue a visitar la puerta por la que entran en el supuesto paraíso europeo cientos de emigrantes árabes y subsaharianos. Se fue a ver la puerta de la esperanza que, para algunos, se convierte en tumba. Se fue a verLampedusa, la isla que acoge a los 'sin papeles' en busca de una vida digna. Se fue a palpar con sus propias manos y ver con sus propios ojos el llanto de los olvidados, encerrados durante meses y años en una isla italiana. Con el paraíso al alcance de la mano, pero sin poder tocarlo.
Una visita a los últimos, sus preferidos. Un viaje corto, pero cargado de mensajes y de símbolos. Una visita para sacudir la conciencia de las autoridades europeas que siguen manteniendo los CIES (centros de internamiento para extranjeros) que son auténticas cárceles para inmigrantes y refugiados.
Se fue Francisco a Lampedusa a rezar por los muertos. A llorar a los que nadie llora. Y en su honor, mandó detener el barco que lo trasladaba al muelle de Cala Pisana, para lanzar al mar una corona de flores. Una corona por todos los muertos en todos los "estrechos" del Mediterráneo, en todas las fronteras electrificadas, como la de EEUU, y en todos los muros, como el de Israel.
Oración por los muertos y abrazos a los vivos "aparcados" en la isla. Ya en el muelle quiso que los primeros en saludarlo fuesen los inmigrantes. Allí, uno de ellos, temblando de emoción, a duras penas fue capaz de leer una cuartilla en árabe, que, a duras penas también, iba traduciendo al italiano otro compañero.
Una cuartilla en forma de SOS: "Ayúdenos, Santo Padre. Hemos sufrido y hemos sido secuestrados por diversos traficantes. Hemos sufrido tantísimo para llegar aquí... Pedimos la ayuda del Santo Padre. Le damos gracias a Dios por su ayuda. Querríamos que otros países europeos nos acogiesen".
Simbólicos restos de barcas
Y el Papa recoge la cuartilla del chaval árabe y se la guarda. Como una reliquia. Por él y por sus compañeros, los vivos y los muertos, ha venido a Lampedusa para hacer visible su situación. Para que nadie, a partir de ahora (especialmente en los despachos europeos) pueda cerrar los ojos ante este drama.
Un drama que Francisco denunció con palabras y símbolos. Entre estos últimos, el cáliz de madera o el ambón de restos de barcas y un viejo timón. Pero lo que más me llamó la atención fue el báculo y el altar de la misa. Nunca antes habíamos visto a un Papa con un báculo de madera de un cayuco naufragado. Lo más parecido, el báculo de madera de monseñor Casaldáliga, el obispo de los indios brasileños.
Un báculo de madera de cayuco y una patera de altar. Con esos símbolos, Francisco quiso agradecer el "don de la caridad" de los lampedusanos. Pero también aprovechó para pedir perdón "por la globalización de la indiferencia". Porque en Europa ya no hay lugar para el llanto ni la compasión. Porque se han secado nuestros corazones ante el sufrimiento de nuestros hermanos.
Porque ya no contestamos a la pregunta de Dios a Caín: "¿Dónde está tu hermano?". Y, cuando queremos contestar, nos lavamos las manos, con el clásico "la culpa no es de nadie, porque es de todos". Como en Fuenteovejuna, la comedia de Lope que el Papa citó expresamente.
Y concluyó reiterando, de nuevo el perdón "por aquellos que con sus decisiones a nivel mundial han creado situaciones que conducen a estos dramas. ¡Perdón Señor!". Y se volvió a Roma, con el corazón encogido por el llanto de los olvidados y el báculo de madera de cayuco naufragado. ¡Bendito báculo de Francisco, esperanza de los que buscan una vida digna!
viernes, 5 de julio de 2013

Virgen de la Victoria en Campana 2013 Hdad Cigarreras Semana Santa Sevilla

jueves, 4 de julio de 2013

Papa Francisco: Ayudar a los pobres es tocar las heridas de Jesús

El papa Francisco y sus gestos


Hace solo 4 meses quien nos iba a decir que ibamos a ver como un papa  es pillado in-fraganti sacando literalmente  la basura en bolsas de la casa Santa Marta. ¿ increible, no?
El Papa Francisco ha invitado a subir al Papa-móvil a un niño down. Es una señal simpática. ¿A quién podría molestar? A nadie. Pero, ya que ha realizado varios gestos de este tipo muchos están inquietos. ¿Puede un Pontífice salirse a cada rato de su papel? Lo vieron un día sacando la basura de la casa Santa Marta. ¿No está llevando las cosas demasiado lejos? Después de algunos meses de su elección, hay católicos confundidos, irritados o preocupados.
Algo así no es normal en un jefe de Estado.En el caso del Santo Padre, a unos entusiasma y a otros enfurece. ¿Por qué? Mi hipótesis es esta: Francisco vulnera la frontera entre lo sagrado y lo profano. ¿Lo hace provocativamente? No lo sabemos. Acerca de sus intenciones nadie puede decir nada. Pero sí es claro que hace lo que no se hace, como cuando Jesús curaba en sábado.
Hagamos memoria. A Jesús lo mataron los romanos a instancias de los jefes de su propio pueblo. En el estipes de la cruz un letrero decía, en burla, El rey de los judíos. Se trató, en este caso, de la aplicación de la pena capital de parte de los romanos, la única autoridad que poseía el ius gladii. Fariseos, escribas, saduceos hicieron ver a los romanos que las expectativas mesiánicas que Jesús despertaba eran peligrosas para la estabilidad social y política de Palestina. No tuvieron que invocar como causa lo que realmente les resultaba insoportable: la desautorización que Jesús hacía de la religiosidad de la época, y de ellos en particular, pues interpretaba la Ley y se comportaba respecto del Templo con una libertad inaudita. Jesús, en sus actuaciones, subordinó la Ley y el Templo a la obediencia a Dios, la cual en todos los casos y siempre ha debido consistir en la liberación de personas concretas.
Este fue, en su núcleo, el contenido del reino que Jesús quiso inaugurar como voluntad del Dios que él consideró su Padre. A este Padre no se le encontraría mejor en lugares y tiempos "sagrados" que en los valles, las montañas y entre las olas del mar de Galilea, de mañana o por la tarde. Jesús, en vez de erigirse en el guardián de la diferencia entre lo sagrado y lo profano, la saltó, la ridiculizó a veces y, con su muerte en cruz, la aniquiló para siempre.
Así lo entendió la primera Iglesia. Ella vio en el rasgarse el velo del Templo al momento de la muerte de Jesús, el cumplimiento irreversible de la encarnación. El Dios entrado en la historia como un niño inerme y sacado de esta misma historia con violencia, se da a reconocer en los hechos humanos, especialmente allí donde la humanidad más se le asemeja crucificado. El "pecado" que el Sanedrín no toleró a Jesús podría llamarse "secularidad". Jesús apostó toda la religión de Israel al amor secular. Al amor así no más, podríamos decir, sin articulación religiosa, como el del buen samaritano.
Francisco desconcierta a personas que prefieren a un pontífice hierático. El sacerdote, piensan, debe representar la santidad de Dios. Otros, me incluyo, pensamos que debe representar la "humanidad" de Dios. O, mejor dicho, creemos que la verdadera santidad, la del Hijo de Dios encarnado, se manifiesta en la gran humanidad y humildad de Jesús. Y que, por el contrario, la santidad mal entendida hace creer que en Cristo lo divino neutraliza lo humano. El problema es que, de un Cristo que simula humanidad, resultan personas que simulan divinidad.
Es extraño, por tanto, que Francisco pueda desconcertar a un cristiano. Llama la atención que sus gestos tan sencillos, realizados a contrapelo del manierismo eclesiástico, perturben a quienes debieran resultarles completamente naturales. Lo naturalmente pagano es la divinización de la autoridad. El cristianismo, en cambio, reconoce autoridad a quien practica la justicia y la clemencia. La investidura pontificia no basta. Es incluso ambigua, pues induce a la papolatría. Y la papolatría sí es un pecado, o una lesera.
Como otro botón de muestra, tomemos el episodio de Francisco jugueteando con elsolideo, poniéndoselo y sacándoselo a una niñita en la cabeza. A unos el gesto les parece lindo. Les calza exactamente con la alegría de Jesús. A otros, en cambio, no les debe parecer bien que el Papa bromee con la vestimenta sagrada. El solideo es esa especie de gorrito redondo y morado que usan los obispos. El solideo blanco solo lo usa el Papa. Cuando el prelado celebra la misa, debe sacárselo al momento de la plegaria eucarística, simbolizando respeto a Dios, como quien se quita el sombrero para saludar a alguien.
¿Qué ha querido simbolizar Francisco con este otro uso que él hace del solideo? ¿Estará queriendo decir a la niñita que ella algún día puede ser Papa? No lo creo. ¿Querrá tal vez decirle a ella y a todos los demás "yo, que soy el Papa, quiero que me sientan cercano y fiable"? Las demás señales indican que sí. Pienso también que esta interpretación, a su vez, puede caer muy mal a algunas personas. Al jugar de esta manera con el solideo, alguien puede pensar que el Papa cruza burlescamente la frontera de lo prohibido. Francisco no se pone la mitra cuando hay que ponérsela. Francisco lava los pies a una musulmana en la cárcel en Semana Santa. Francisco saluda de beso a la presidenta de Argentina, etc. Se sale frecuentemente del protocolo. ¿Cuál es el límite? ¿Podría un día celebrar la eucaristía sin alba, solo con la estola?
Estos gestos totalmente intencionados del Papa pueden provocar inquietud, molestia o furia en cualquiera de los cristianos. Ninguno de estos sentimientos es culpable. Los sentimientos son inocentes. Nadie es culpable de sentir esto o aquello, ni tampoco de tener tal o cual cultura o sensibilidad religiosa. Debe tenerse presente, eso sí, que el fanatismo religioso que combina el celo por Dios con la ira psicológica, es peligroso.
Este Papa está realizando acciones que provocan rabia en quienes no entienden que el dogma de la encarnación obliga a descubrir a Dios en un hombre común y corriente, y que la salvación en sentido estricto es humanización. La encarnación es un misterio difícil de comprender para la mentalidad de los mismos creyentes, pero no atinar con su concepto no es inocuo. Hay concepciones de lo sacro, de lo santo y de la salvación inhumanas y deshumanizantes.
¿Dejará alguna vez Francisco de usar el Papa-móvil? Aún lo necesita. De momento, si nos invitara a subir a él y aceptáramos, estaríamos más cerca de comprender quién es y quién no es el Dios de Jesús.
http://www.periodistadigital.com/religion/opinion/2013/07/03/francisco-vulnera-la-frontera-entre-lo-sagrado-y-lo-profano-iglesia-religion-papa.shtml

Mi lista de blogs

Mi hermandad Mariana en Sevilla

Mi hermandad  Mariana en Sevilla
Rosario. Capitana de la Plaza de los Carros

musica

Mi Esperanza

Mi Esperanza

Hablando con Cristo

Hablando con Cristo
Fco. Javier Giménez Giménez

Blog de la Virgen del Olvido

Testigo de mi amor

Testigo de mi amor

Cofrades