Acerca de mi

Mi foto
๑۞๑ †COFRADE† ๑۞๑.
Cofrade, aquel de la sempiterna y segura espera. Aquel cuya vida son 7 dias de primavera
Ver todo mi perfil

Blog Archive

Gentes de Montesion

Teólogo Libertador

Teólogo Libertador
Leonardo Boff
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Blog Archive

lunes, 29 de abril de 2013

Julia, una catalana devota del Gran Poder


Conocí a Julia en una Madrugá sevillana en el año 2011
En esa noche mágica, ninguna cofradía pudo salir a realizar estación de penitencia a la SIBC de Sevilla.
Por el llamador anunciaron que sobre las 2 h. se abrirían las puertas de la Basílica del Señor.
Hacia alli me encaminé, y a pesar de la lluvia, había una tremenda cola de gentes, que querian ver al Señor de Sevilla, ya que no habia podido andar por las calles de Sevilla.
Allí esperando, haciendo cola, conocí a Julia, una señora en la cincuentena, rubia, con unos ojos grandes y bellos que se mostraban a través de sus gafas.
Un fuerte aguacero hizó que Julia, aquella desconocida, me cobijara bajo la protección de su paraguas plegable.
Caia el agua a cántaros, y ambos nos unimos bajo aquel minúsculo paraguas.
Pasados 50 minutos de espera, nos vimos cruzando el dintel de la Basílica del Gran Poder, a lo lejos, en el centro del templo de planta circular, estaba el Señor en su paso procesional.
La emoción pudo con Julia, y rompió a llorar de forma desconsolada, yo, aun pecando de atrevido la agarré de sus brazos en un quizá vano intento de consuelo.
Pero la emoción a mi también me embargaba y con toda seguridad pocas fuerzas pude transmitir a Julia con mi gesto.
Alli permanecimos, rezando, hablándole de tú a tú al Señor que todo lo puede, hasta que el Hermano Mayor de la Hermandad nos avisó a esos de las 4:15 de la madrugada que debían cerrar las puertas.
Ambos agradecimos el gesto de la corporación pasionista de haber abierto sus puertas ante la imposibilidad de su salida y para que los fieles pudieramos ver al Señor.
Fuimos los últimos en salir, cerrándose las puertas tras nosotros.
Ella me comentó que no tenia dónde dormir, que habia viajado en un tren de largo recorrido ( el famoso tren catalan) que tarda muchas horas en el trayecto que separa Barcelona de Sevilla, durante todo el año  iba guardando en un pequeño cajonel dinero que podía, Julia no tenia dinero para pagarse un billete en el veloz tren AVE, cada mañana de Jueves Santo, desde hacia 20 años, cogia un tren para ir a ver al Señor de Sevilla, y el Viernes Santo por la mañana cogia el tren de regreso a su cotidianeidad.
Yo a acompañe al bar que permanece abierto toda la noche enfrente de la Basílica de la Esperanza Macarena. Alli nos tomamos un reconfortante cafe caliente.
Entre sorbo y sorbo, me hablo del esfuerzo que suponía para su maltrecha economia poder realizar tal viaje, ese rito anual de ir a ver al Señor caminar por las calles de Sevilla.
Durante aquella noche me senti unido a aquella sencilla y honesta señora.
Nunca más he sabido de ella, nunca más he conseguido verla, pero cada madrugada desde entonces pienso por unos instantes en ella, y me gusta imaginarla en cualquier esquina, detrás del cortejo nazareno del Señor, hablándole aun en la distancia.
Esta entrada es para ella, para Julia, aquella humilde y honesta mujer, que en una madrugada fue mi hermana e hizo que me emocionará.

1 comentarios:

nuevotempletillo dijo...

me has hecho llorar hermano..uff.. que entrada más bonita! y es que para muchos de nosotros, Jesús del Gran Poder es algo sublime, un sentimiento, una devoción difícil de explicar. Entiendo perfectamente tu vivencia y la fe de esa señora, que le hace atravesar el país de punta a punta, solo para estar unas horas con el Señor. Que tengas un buen día

Mi lista de blogs

Mi hermandad Mariana en Sevilla

Mi hermandad  Mariana en Sevilla
Rosario. Capitana de la Plaza de los Carros

musica

Mi Esperanza

Mi Esperanza

Hablando con Cristo

Hablando con Cristo
Fco. Javier Giménez Giménez

Blog de la Virgen del Olvido

Testigo de mi amor

Testigo de mi amor

Cofrades